Real Madrid buscará en la capital francesa su ansiado pase a los cuartos de final de la Champions League ante un Psg que extrañará a su figura Neymar

A un lado la historia y al otro el precipicio. Así se presenta la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de hoy entre el París SaintGermain y el Real Madrid, con ligera ventaja para los madridistas por el 3-1 de la ida y con los franceses desprovistos de su máxima estrella, el brasileño Neymar. El elenco blanco, alejado del liderato de la Liga española y eliminado de la Copa del Rey, solo vive colgado de esta competición, deseoso de resucitar esa llama particular que tiene con una competición que ha ganado más veces que nadie, incluidas las dos últimas ediciones. Las dudas de Zidane pasan por su centro del campo. Dos jugadores imprescindibles como el croata Luka Modric y el alemán Toni Kroos no llegan en las mejores condiciones. El desgaste del duelo de ida les pasó factura, también a Marcelo, que llega a tiempo para ocupar el flanco izquierdo. El técnico francés debe decidir si arriesgar, con Kroos con algo más de opciones al superar un problema articular y no muscular como Modric, o mantener su apuesta de los últimos partidos por Mateo Kovacic y un 1-4 -4 -2 con Lucas Vázquez en la derecha.

CON FE EN EL ‘FIDEO’ El PSG, por su parte, se ha conjurado para lograr lo que en la capital francesa se presenta como una hazaña. Con Neymar lesionado, los focos se han puesto en Ángel Di María, un ex madridista que atraviesa un gran momento de forma, que desde que comenzó el 2018 sale a gol por partido y que ha logrado que la ausencia del brasileño no se note en el equipo. Será el tercer componente de un tridente en el que también estarán el uruguayo Edinson Cavani y el francés Kylian Mbappé, pese a las molestias que arrastra en el tobillo.

Sergio Ramos advierte buen juego de Di María Capitán de los blancos respeta a su excompañero Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, reconoció que el brasileño Neymar, ausente por lesión para el duelo de hoy, “es un jugador distinto” y quien se perfila como su sustituto, el argentino Ángel Di María, “otro grandísimo jugador” que hará que no cambie nada. “Neymar es un jugador distinto, diferente, una estrella a nivel mundial a la que hemos sufrido los últimos años en el Barcelona. Conozco muy bien a quien lo puede sustituir, Di María es otro grandísimo jugador y no va a cambiar nada. Ayudará más a nivel defensivo y puede hacer un trabajo muy completo como lo hace en cada partido”, manifestó. Ramos destacó la importancia que tiene el regreso del brasileño Marcelo para el Real, recuperado de la lesión muscular que sufrió tras el partido de ida. “Es un beneficio muy grande, no solo a nivel defensivo, sino que en ataque da mucho y es un arma que podemos utilizar”, manifestó.