Por su falta de experiencia, el ‘Rojo Matador’ no es favorito. Igual, los ‘wankas’ buscarán ganar su primera final

No está Miguel Giuria en el arco y tampoco Raúl Alemán con su voz de mando en la zaga. Robert ‘Pupi’ León ya no ordena el mediocampo ni Omar Ramírez genera fútbol al medio. Los goles de Jesús ‘Pórtate Bien’ Reyes QEPD no se gritan más. Diez años después del glorioso ascenso de Sport Huancayo a la profesional en la Finalísima del 2008 (cuadrangular) jugada en el Monumental, el ‘Rojo Matador’ puede volver a hacer historia: disputará su primera final en Primera División. Esta vez, con el ‘Gato’ Pinto con la ‘1’, el ‘che’ Colombo despejando todo al fondo, ‘Ricky’ Salcedo repartiendo en el centro para su ‘10’ y ‘9’ letales, Lliuya y Neumann. Los protagonistas cambiaron, pero el objetivo es el mismo de hace una década: hacer historia con el ‘Rojo Matador’ y poner su primera estrella en el pecho. En casa, no puede dejar pasar la chance.

La ‘SC’ vuelve a disputar un título tras su desastroso 2017. Y no ‘flojeará’: quiere asegurar su corona en el choque de ida

Tres títulos en seis años (2012, 2014 y 2016) hacían que los hinchas estén acostumbrados al éxito. Por eso, la clasificación a la Copa Sudamericana en 2017 dejó un sabor a poco en el paladar de los rimenses. En La Florida hicieron cambios radicales para revertir la situación. Y empezaron con el comando técnico, que repotenció un plantel que sufrió las partidas de Ávila, Abram, Viana y Sandoval, y se fortaleció con Herrera, Merlo, Álvarez y Mejía. El convencimiento de Mario Salas fue clave. Sporting Cristal recobró la mística de equipo arrollador, de esa ‘Fuerza vencedora’ que tanto hablaban y temían sus rivales en los 90’s. Y al sentirse grandes en cualquier campo, los triunfos llegaron y ahora sonríen. En esta primera final, claro que aplicarán la misma fórmula: el ‘Comandante’ no resignó a ningún ‘soldado’ y enviará a su mejor ‘pelotón’ a ganar la primera batalla.

Vive los mejores partidos en hd 

Los rimenses suelen sufrir en la altura de la ‘Incontrastable’. Jugaron once partidos y ganaron tres veces: la última fue en 2014

En una final hay que aprovechar todas las ventajas deportivas. No solo es la pelotita y anotar goles. Cada equipo busca ‘exprimir’ al máximo sus fortalezas y deshacerse de sus debilidades. Lo justo. Sport Huancayo lo cumple al pie de la letra y es muy fuerte en su casa. La altura es su aliado incondicional y sabe bien cómo utilizarla. Los más de tres mil metros sobre el nivel del mar ‘paltean’ a cualquiera. Que lo digan sus rivales que muy pocas veces salieron contentos del estadio Huancayo.

Ojo con el ‘Matador’ Si bien Cristal festejó las dos primeras veces que visitó al ‘Rojo Matador’, lo cierto es que con el paso de los años, los huancaínos aprendieron a imponer respeto en su cancha (ver cuadro a la derecha). De hecho, la última vez que los cheleros ganaron allá fue en 2014. Hace casi cuatro años. Así, Huancayo ha convertido a su localía en algo tan fuerte que ha mantenido invictos largos. Y actualmente tiene uno: no pierde allá desde noviembre. Hace casi medio año. Y entre 2014 y 2016 estuvo año y medio sin caer. Pocos equipos logran eso. Sin embargo, las finales son otra historia y los antecedentes quedan en meras anécdotas. Solo servirá lo que hagan los jugadores en la cancha. Todos queremos ver un partido de buen nivel.